Este es el momento en el que agreden a un hostelero en Totana, que grababa cómo supuestamente el dueño de un bar estaba incumpliendo los horarios fijados por las restricciones del ocio nocturno y continuaba, a partir de las 12 de la noche, sirviendo consumiciones a sus clientes.