Acompañamos a Óscar en su día de playa, pero no va sólo, con él su inseparable Wendy, su perra guía que desde ahora también podrá bañarse junto a él y hacerlo sin la molesta cadena. Al igual que él, los usuarios de perros guías piden que las playas habilitadas no sean sólo para perros.

Además hacen un llamamiento a la sociedad en general, para seguir abriendo puertas.
Durante este verano, Óscar, María Dolores y todos los usuarios de perros guías que lo deseen podrán disfrutar en Águilas de un placentero día de playa. Y hacerlo como cualquier otra persona, y así seguirán luchan porque esta situación se vaya normalizando.