Coincidió con él cuando el Córdoba, que estaba también en Segunda, pasaba un momento complicado. Por aquel entonces, Alfaro no estaba contando mucho en el equipo, pero con la llegada del técnico catalán, su situación y la del equipo cambió. Él acabó siendo titular e incluso metiendo goles y el conjunto andaluz logró la salvación. Así que está convencido de que Carrión es perfecto para reconducir el delicado momento que vive el equipo albinegro. Ha asegurado que es un entrenador que es cercano con los jugadores, pero también exigente.