Ni un hueco libre en la Misa Huertana ante la Virgen de la Fuensanta con una plaza del Cardenal Belluga abarrotada de gente. Cerca de 3.000 personas comenzaban este día grande de Murcia junto a la Morenica, la protagonista, en la misa oficiada por el Obispo de la Diócesis de Cartagena. Antes Marita Arcas cumplía con la tradición de dirigirse a los asistentes en riguroso panocho. Los murcianos despertaban así con la ilusión de vivir esta semana de Fiestas de Primavera con una tregua del cielo que los murcianos agradecían.