Máxima preocupación por el estado de nuestros montes. A la falta de lluvias y a la plaga de la procesionaria, le sumamos la del escarabajo Tomicus. Y aunque la Comunidad ha puesto en marcha medidas de prevención, la plaga avanza tan deprisa que está destruyendo miles de pinos en nuestra Región.

Los pinos de la zona están quedadno como si el fuego los hubierra arrasado. Escarabajo de apenas 4 milímetros está infectando cientos de héctareas de pino de nuestro monte. Buscan madera fresca de septiembre a marzo, en pinos debilitados, estresados por la sequía.

Para evitar que la plaga progrese la comunidad ha puesto en marcha medidas de prevención. Sin emabargo, el nivel de alerta es rojo. El escarabajo lleva años de ventaja y la sequía en la región no ayuda para eliminarla.