El alcalde de Los Alcázares, Anastasio Bastida, asegura que han sido unas Navidades muy tristes y llora al recordar las primeras horas de las inundaciones. El primer edil ha reconocido que el pueblo no ha recuperado la normalidad y que hay personas que lo están pasando mal porque lo han perdido todo. Anastasio Bastida confía además, en la promesa de la Secretaria de Estado que Costas que, a través de videoconferencia, le aseguró que las playas estarán arregladas para la temporada turística de Semana Santa.