Antonio López, futbolista del Real Murcia, que fue hospitalizado hace dos semanas tras sufrir una taquicardia durante un entrenamiento, ha sido operado este martes para implantarle un desfibrilador subcutáneo. El jugador ha pasado recientemente por una prueba de resistencia y se le ha detectado un foco de arritmia.

Esta misma tarde, el Real Murcia ha anunciado que el jugador se retira definitivamente del fútbol.