En Internet los estafadores trabajan todo el año y especialmente en los meses de verano. Solo en 2018, 254 personas fueron timadas a la hora de alquilar un apartamento vacacional en las zonas costeras del Mediterráneo. Para no caer en la trampa es esencial no pagar el dinero fuera de las plataformas, leer las opiniones antes de realizar una transacción y desconfiar de las ofertas muy baratas.