La Región de Murcia cuenta con 1.035 afectados por coronavirus, once menos que el último balance, lo que supone que los casos activos disminuye por primera vez desde que comenzó la crisis. Además, también baja el número de personas en aislamiento domiciliario (-19) y de pacientes atendidos en las UCIs (-5), según el balance correspondiente a las 21.00 horas publicado este domingo por la Consejería de Salud.

Desde las 21.00 del sábado han fallecido en la Región nueve personas por coronavirus, una más que el día anterior. No obstante, las personas curadas en la Región de Murcia han crecido nuevamente, pasando de 130 a 156.

Los casos de personas afectadas actualmente son 1.035, lo que supone once menos con respecto a los 1.046 registrados en el último balance publicado el sábado (la cifra total de afectados desde que comenzó la crisis es de 1.259). De ellos, 53 se encuentran ingresados en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) (-5).

Además, 737 se encuentran en aislamiento domiciliario, 19 menos que el anterior balance; y los ingresados aumentan en ocho (298). A esto hay que añadir que 169 pacientes tienen el alta hospitalaria por mejoría clínica.

En total, la Consejería ha realizado 9.620 analíticas, unas 331 más que el día anterior.