La Guardia Civil ha desmantelado un grupo criminal de ideología radical que se ha saldado con la detención de cinco hombres y una mujer, todos ellos españoles y de entre 19 y 31 años, vecinos de Murcia y algunos de ellos con antecedentes, acusados de agredir presuntamente a una pareja en los carnavales de la pedanía murciana de Cabezo de Torres.

Se trata de la primera actuación de las fuerzas de seguridad en la Región de Murcia por delitos de odio. La operación ‘Kabernal’ comenzó el pasado 7 de febrero, tras detectar una grave agresión cometida contra dos jóvenes en un recinto ferial habilitado en Cabezo de Torres.

Los presuntos autores insultaron y golpearon con una “elevada” agresividad a las víctimas hasta tal punto que una de éstas sufrió heridas de gravedad en una de sus piernas, aunque finalmente lograron escabullirse y huir del lugar.

Gracias a la colaboración ciudadana, la Guardia Civil averiguó que tras estos hechos se encontraba un grupo de personas de ideología radical relacionado, supuestamente, con movimientos antisistema de extrema derecha y de estética neonazi.

Poco después, los investigadores lograron identificar a la mayoría de los integrantes del grupo que, presuntamente, había agredido a la pareja, e inició un complejo dispositivo compuesto por seguimientos y vigilancias que ha dado sus frutos con la identificación de la totalidad de los agresores y la ubicación de sus domicilios y puntos de reunión.

Como consecuencia, los agentes han efectuado registros en los domicilios de dos integrantes del grupo, ubicados en la pedanía murciana de El Palmar, en los que se han hallado varias armas y numerosos objetos relacionados con este tipo de grupos, efectuando paralelamente la localización y detención de dos personas y la investigación de otras cuatro.

En los dos registros, la Guardia Civil se ha incautado de un revólver inutilizado, varias armas blancas -una daga con la inscripción de las ‘SS Hitlerianas’, un arma blanca de fabricación casera tipo puño americano, un hacha casera y tres navajas- y una defensa extensible.

En lo concerniente a simbología y vestimenta se han incautado cerca de 1.500 pegatinas adhesivas y cuatro álbumes con simbología nazi y de ultraderecha, varios libros sobre los hooligans y los skins, variado material audiovisual sobre el movimiento de ultraderecha, más de una veintena de bufandas, banderas, gorras, camisetas, cazadoras -tipo Bomber- y sudaderas con mensajes de apología violenta. También se ha incautado un ordenador portátil y un teléfono móvil, cuyos contenidos están siendo analizados.

Con la investigación se pone de manifiesto la pertenencia y vinculación de la organización criminal desmantelada con grupos afines a la ideología skin-nazi y movimientos radicales de extrema derecha, como es la facción más violenta de la hinchada del equipo de fútbol Real Murcia C.F., comúnmente conocidos como ‘Ultras Murcia’.

Los arrestados, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Murcia, que ha ejercido la dirección judicial de la operación.

La investigación, que aún continúa abierta, es la primera que se desarrolla en la Región enmarcada en la Instrucción 16/2014, de la Secretaría de Estado de Seguridad, por la que se aprueba el ‘Protocolo de Actuación para las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para los Delitos de Odio y Conductas que Vulneran las Normas Legales sobre Discriminación’.

Además, coincide con la primera vez que se aplica la reciente reforma del Código Penal sobre los delitos de odio2 (Art. 510, 2a).