Evitar golpes de calor, extremar las precauciones y modificar los hábitos de trabajo. Los trabajadores del campo son uno de los colectivos más vulnerables con la llegada de las altas temperaturas. De ahí la importancia de saber cómo podemos hacer frente al calor para evitar entrar en colapso.