La Federación Nacional de Comunidades de Regantes reclama al Gobierno un Plan Nacional de Infraestructuras Hídricas que contemple medidas estructurales que permitan mitigar los efectos de fenómenos meteorológicos extremos como los que ha sufrido la Región recientemente.