Más de mil docentes y nueve mil alumnos de la Región están contagiados, es el doble que hace justo una semana.
Se han detectado casos en 22 aulas pero en especial están viviendo una situación complicada en los colegios Mariano Aroca de Murcia y en el de San Agustín de Ojós. Los padres que no se han infectado y que están vacunados deben acudir a su puesto de trabajo y eso es un grave problema para ellos ya que no saben con quién dejar a sus hijos.
Desde que comenzasen las clases se han cubierto por Covid más de 1.600 plazas de docentes. Ahora mismo hay 9.134 alumnos contagiados y más de 800 en cuarentena. Educación niega que haya problemas para adjudicar las vacantes que dejan los docentes que están tomando la baja por coronavirus.

Los padres de todos estos niños contagiados, si tienen la pauta de vacunación completa, deben ir a trabajar no pueden pedirse la baja para cuidar a sus hijos. Esto se ha convertido en un problema para muchos porque no saben con quién dejarlos. Hay algunas alternativas que pueden contemplar.