Este perro se llamaba Lucas, era una mezcla de podenco, y ha muerto como víctima secundaria de un caso de violencia de género. El hombre se enfadó con su mujer por el estado de la casa y mató al perro a patadas.

Ocurrió la semana pasada en una vivienda de Murcia. Tras matar al perro abofeteó a su mujer. El hombre ha sido juzgado. El acusado ha sido condenado a 40 días de trabajos en beneficio de la comunidad, por el delito de malos tratos, y a una orden de alejamiento. Por el delito de maltrato animal, 4 meses de prisión así como la prohibición de tener mascota por periodo de otros 16 meses.