Dos jóvenes llamaron a la puerta de una casa en Aljucer buscando cocaína; pero recibieron cinco puñaladas. El inquilino de la vivienda apuñaló cinco veces a uno de los jóvenes e hirió en la mano a otro. Ahora, el agresor, un hombre de 46 años, ha sido condenado a tres años de cárcel por tentativa de homicidio, lesiones y tráfico de drogas.