Es el problema de cientos de jornaleros en Lorca. La difícil situación que viven muchos vecinos del municipio, en su mayoría extranjeros que viven del campo.

El hacinamiento de estas viviendas constituye un factor de alto riesgo en plena pandemia. Allí casi el 55% de los contagios se producen en el hogar.