Dos mujeres con hijos menores denuncian estar viviendo más de 4 años en dos trasteros de Murcia. Sin apenas ventilación y sin cédula de habitabilidad. Las afectadas por estos alquileres de infraviviendas afirman que no tienen dónde ir.