Una máquina excavadora desbrozó y limpió este solar de propiedad privada en Águilas el pasado viernes. Y precisamente fue el ruido de estos trabajos lo que alertó a varios vecinos, ya que se trata de un espacio frecuentado por camadas de gatos.

Entre los escombros pudieron rescatar a cinco cachorros vivos. Una situación que los miembros de la protectora Animalia Terrae han denunciado por maltrato animal. Los cachorros supervivientes ahora se encuentran con María Luisa, en una casa de acogida, a la espera de encontrar un nuevo hogar