La Policía Nacional desalojó anoche el teatro Romea de Murcia y acordonó la plaza debido a una llamada a la taquilla hecha desde Madrid. Quien llamó dijo que había una bomba. Los agentes desplazados a la zona no hallaron ningún explosivo.

Un aviso de bomba provocó la noche del miércoles el desalojo del Teatro Romea. Una llamada a la taquilla del teatro a las 20:45 movilizaba a la Policía Nacional, que acordonó un perímetro de seguridad que ha afectado a toda la plaza del Romea. En el momento de la llamada ya habia 25 espectadores en el interior, que fueron desalojados junto a todo el personal del teatro y la compañía de actores.

El teatro ha suspendido la única función que iban a representar en Murcia. En el lugar de los hechos se encontraba el alcalde de Murcia, José Ballesta. Tras hablar con los actores les ha prometido una nueva fecha para volver a Murcia y representar la obra.