La Guardia Civil ha desarticulado un tentadero clandestino de pelea de gallos en una nave de la pedanía murciana de Alquerías, en el marco de una operación en la que han sido detenidas 4 personas y otras 10 han resultado investigadas como presuntas autoras de delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos por maltrato animal.

En el inmueble, los agentes han localizado 40 gallos con mutilaciones en crestas y babillas, así como con el afilado de espolones y afeitado de las patas para el combate, informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Las actuaciones se iniciaron el pasado enero, cuando el Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) fue alertado de que se había organizado una pelea de gallos en una nave de Alquerías, por lo que se desplazaron hasta el lugar. En el interior del recinto se encontraban 80 personas distribuidas en la grada.

Los agentes recogieron muestras de sangre del habitáculo para su remisión a la Sección de Medicina Legal de la Facultad de Medicina de la Universidad de Murcia a fin de determinar si, como se supone, pertenece a las aves.

Junto a las gradas fue localizada una sala para la preparación de la pelea con diversa medicación, ungüentos, complejos vitamínicos y potenciadores energéticos utilizados para gallos, así como otra estancia a modo de bar, con una barra, cocina y mesas para el esparcimiento y recreo.

Tras la inspección, se comprobó que las instalaciones, además, carecían de inscripción de núcleos o colecciones zoológicas, licencia de actividad y inscripción en el Registro de Explotaciones Ganaderas (REGA), por lo que se levantó acta de inspección de las condiciones higiénico-sanitarias de las instalaciones y de los animales, quedando estos en depósito.

La operación ‘Espolón’, desarrollada por efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Benemérita, ha culminado con la detención de los cuatro supuestos responsables de la celebración del evento, como presuntos autores de los delitos relativos a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, por maltrato animal, y con la instrucción de diligencias por los mismos delitos a otras 10 personas.

Los arrestados, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción de Guardia de Murcia.

El delito relativo a la protección de la flora, fauna y animales domésticos, conocido como maltrato animal, se encuentra recogido en el Código Penal, que lo define como el hecho de maltratar injustificadamente a los animales, mediante cualquier medio o procedimiento, causándoles lesiones que menoscaben gravemente su salud y está castigado con penas de tres meses y un día a un año de prisión e inhabilitación especial de un año y un día a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con los animales y para la tenencia de animales.