Agentes de la Policía Nacional han detenido en la ciudad de Murcia a un total de 24 personas, entre ellos la exdirectora de una sucursal bancaria y sus colaboradores, como presuntos autores de un delito de estafa agravada y falsedad documental por un fraude con líneas de descuento, según informaron fuentes del citado Cuerpo en un comunicado.

En junio del pasado año, el Grupo de Delitos Económicos y Blanqueo de Capitales de la Jefatura Superior de Policía de Murcia inició una investigación sobre una mujer, exdirectora de una sucursal bancaria situada en el centro de Murcia, que al parecer había aprobado de una forma irregular la concesión de una serie de líneas de descuento a tres grupos económicos por un valor aproximado de 1,3 millones de euros.

Se trata de una línea de descuento es un producto financiero por el cual el banco adelanta el importe de los documentos a negociar, letras de cambio o pagarés con una fecha de vencimiento a partir de la cual se debe obtener el cobro; la entidad bancaria cobra una comisión por dicho adelanto.

Testaferros insolventes su autoría

Los tres grupos económicos que solicitaron líneas de descuento, utilizaron a terceras personas como testaferros, personas escogidas por ser insolventes económicamente, de difícil localización o entre personas de confianza con el objeto de hacerles firmar la documentación fraudulenta, documentos en blanco y el contrato de la línea de descuento.

Así, el testaferro debía conseguir una pequeña retribución económica y los tres grupos económicos se hacían con el dinero de las líneas de descuento.

La Policía Nacional ha procedido a investigar a más de 30 personas realizando un profundo análisis sobre la documentación aportada por los mismos.

Asimismo, los agentes han indagado en el trámite seguido para la solicitud de esas líneas de descuento, alejado del cauce determinado como adecuado por la política interna de la entidad bancaria; y han investigado sobre los movimientos bancarios y las disposiciones del dinero obtenido fraudulentamente.

Asimismo, los agentes han determinado quiénes han sido los beneficiarios y destinatarios últimos del dinero derivado de estos productos financieros.

Realizaban los trámites en la propia oficina

Según la Policía Nacional, la exdirectora de la entidad bancaria y los grupos económicos se beneficiaron con el dinero presuntamente obtenido de forma fraudulenta, actuando a espaldas del control bancario y saltándose todos los mecanismos de solvencia establecidos, eludiendo la aprobación de los niveles superiores del banco.

Los testaferros no pudieron disponer realmente del dinero aprobado con las líneas de descuento, pues ese capital siempre estuvo bajo el control de la directora de la sucursal bancaria y de sus beneficiarios, los cuales controlaron en todo momento y retiraron personalmente, en efectivo, todo el capital fraudulentamente aprobado a nombre de terceros.

Todos los intervinientes, en sus distintos niveles de responsabilidad, han sido detenidos y oídos en declaración. Así mismo se ha aportado, a sede judicial, informe patrimonial de los principales responsables, todos ellos de nacionalidad española con edades comprendidas entre los 35 y los 75 años de edad, constándoles diecisiete inmuebles, nueve productos financieros y cinco vehículos para su intervención y responsabilidad pecuniaria.

La operación ha sido llevada a cabo por agentes del Grupo de Delitos Económicos y Blanqueo de Capitales de la Brigada Provincial de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de la Región de Murcia.

EUROPA PRESS