La Policía Nacional ha arrestado a cuatro personas por intentar robar al empleado de una empresa del municipio de Yecla, encargado de recoger y trasladar diferentes cobros, amenazándole con una pistola, según informaron fuentes del citado Cuerpo en un comunicado.

En concreto, los cuatro detenidos, españoles de 48 a 58 años de edad, han sido arrestados como presuntos autores de un delito de robo con violencia e intimidación en grado de tentativa. Dos fueron arrestado en mayo y los otros dos el pasado martes.

Los hechos se remontan a inicios del pasado mes de mayo, en la ciudad de Yecla, cuando un individuo encapuchado asaltó a un trabajador de una empresa de esa localidad, cuando regresaba de realizar varios cobros; en sus manos el asaltante portaba una pistola.

Se inició un forcejeo y, gracias a la ayuda de terceras personas, entre la víctima y otros consiguieron reducir al atracador hasta que llegó la dotación policial que procedió a su detención e intervención del arma de fuego.

La Comisaría de Yecla inició una investigación en la que se identificó y localizó al consorte del atracador; persona que transportó al asaltante al lugar y debería haberlo asistido en su pretendida huida. Se trataba de un vecino de Cieza por lo que la Policía Nacional se desplazó hasta esta localidad donde procedió a su detención y traslado a las dependencias policiales de Yecla. La autoridad judicial determinó el ingreso en prisión de ambos.

Las pesquisas policiales continuaron y el pasado día 6 de septiembre se detuvo a una pareja, hombre y mujer, autores intelectuales del asalto.

La detenida es el personaje conocido como el ‘santo, es decir, una persona con responsabilidad en la empresa y con acceso a información sensible sobre itinerarios, fondos a recoger y personas encargadas de esta tarea.

En concreto, trabajaba en la misma empresa que la víctima del atraco y ejercía un puesto de responsabilidad con acceso a la información necesaria y esencial para poder ejecutar un hecho criminal como el asalto descrito; información proporcionada por esta mujer, en compañía de su pareja sentimental, a los autores materiales del delito.

Entre los cuatro planearon la ejecución de este hecho criminal y fue planeado al detalle, realizando vigilancias previas de la empresa al objeto de determinar con exactitud los horarios de los cobros; las personas encargadas de realizarlos y los trayectos que seguían, con el fin de efectuar el asalto en el lugar más propicio buscando lograr la total impunidad.

EUROPA PRESS