El conductor era detenido en la nacional 301 a la altura de Cieza. La prueba de alcoholemia dio un resultado 9 veces superior al permitido. El vehículo articulado de 40 toneladas despertó el temor entre el resto de conductores, que avisaron al 112 de que el camión iba haciendo eses entre ambos carriles de la calzada. El conductor de 31 años, vecino de la pedanía de El Palmar y reincidente en otras dos ocasiones fue puesto a disposición judicial.