La Policía Local de Cartagena detuvo en la tarde del pasado lunes a un individuo, vecino de Canteras, por agredir a su pareja tras una fuerte discusión en el domicilio que ambos compartían en la calle Mayor.

Los agentes acudieron ante el aviso de una vecina, que escuchó los gritos de auxilio de la mujer. Al parecer, según manifestaciones de la agredida, su pareja apareció en el domicilio en evidente estado de embriaguez, comenzando una discusión que terminó con el lanzamiento de enseres de la casa, empujones y zarandeos por parte del presunto autor de los hechos, haciendo caer a la mujer al suelo al tiempo que la insultaba y amenazaba de muerte.

A la llegada de los agentes, el individuo había abandonado el domicilio, por lo que se inició una batida por la zona hasta localizarlo en las inmediaciones y, una vez identificado, fue detenido sin oponer resistencia y trasladado a dependencias policiales para la instrucción de las pertinentes diligencias judiciales, según explican fuentes municipales.

CUATRO MENORES IDENTIFICADOS POR UNA GAMBERRADA

Otro incidente que la Policía Local tuvo que atender el lunes fue la identificación de cuatro menores como presuntos autores de la rotura del cristal de una de las puertas de un autobús urbano de la línea 5 de ALSA, provocada por el lanzamiento de una piedra como consecuencia de una gamberrada.

Los hechos tuvieron lugar en el Paseo Delicias, aunque todo quedó en un susto ya que no se produjeron daños personales a los pasajeros y el autobús pudo continuar con su servicio.

El testimonio de una de las pasajeras fue el que llevó a los agentes a localizar al grupo de chicos en la zona de Capitanes Ripoll, de manera que, al tratarse de un menor, contactaron con el padre, quien, tras ser informado de lo sucedido, se hizo cargo de su hijo.

La empresa manifestó su deseo de formular denuncia por los daños causado al autobús.

EUROPA PRESS