La Guardia Civil de la Región de Murcia ha desarrollado, en Puerto Lumbreras, la operación ‘Chino’, una investigación dirigida al esclarecimiento de varios robos en vehículos, viviendas y a viandantes, que se ha saldado con la detención de una persona a la que se le atribuye la presunta autoría de cuatro delitos de robo con violencia e intimidación, dos robos con fuerza y un delito de daños en la propiedad.

Las actuaciones se iniciaron a principio de mes cuando la Guardia Civil tuvo conocimiento de varios robos con fuerza cometidos en vehículos y viviendas; y otros, de robo con violencia e intimidación, en los que las víctimas eran intimidadas con una navaja o violentadas con el empleo de la fuerza física por el ahora detenido, para sustraer sus pertenencias.

Los investigadores recabaron la información relacionada con estos hechos delictivos, lo que determinó que existían ciertas coincidencias tanto en la proximidad de los escenarios investigados, como también en la identidad del sospechoso, un varón, joven, que generalmente utilizaba una gorra, para cubrirse parcialmente el rostro y evitar su identificación.

Esta información puso a los guardias civiles tras la pista de una persona con numerosos antecedentes policiales y vecino de la zona que se perfilaba como el presunto autor de los hechos, según informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

Al sospechoso se le relaciona también, con los daños ocasionados en un vehículo estacionado en la vía pública y en la fachada de un inmueble, por el impacto de un turismo al que habría quitado el freno de mano -después de sustraer varios objetos de su interior- y que cayó por una calle con pendiente, causando, además, el consiguiente peligro para la seguridad de los usuarios de la vía.

La Guardia Civil identificó su domicilio e inició numerosos dispositivos de discreta vigilancia para localizarlo y detenerlo, si bien, acuciado por la investigación desarrollada por la Benemérita, permanecía resguardado en su residencia para evitar su detención.

En fechas previas al mandamiento de entrada y registro de la vivienda, autorizado por la autoridad judicial, la Benemérita logró persuadir al sospechoso para que se entregase.

La operación ‘Chino’ ha culminado con la detención de un joven de 28 años, con un dilatado historial delictivo y vecino de Puerto Lumbreras, al que se le atribuye, hasta el momento, la presunta autoría de delito de cuatro robos con violencia e intimidación, dos robos con fuerza y uno por daños en la propiedad.

El arrestado y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 4 de Lorca (Murcia), quien ha ordenado su ingreso en prisión preventiva

EUROPA PRESS