Las cultivaban en Blanca y Cieza bajo apariencia de cáñamo industrial pero era marihuana. La Guardia Civil ha desmantelado varias plantaciones en una operación en la que han incautado más de 5.000 plantas y se ha detenido a dos personas.

Se intuían entre los melocotoneros a vista de pájaro, pero a pie de campo no había duda. Los agentes encontraron cerca de 3.000 plantas en un finca que carecía de licencia para cultivar cáñamo industrial, aunque no era eso lo que habían plantado.

En la operación también llevaron a cabo un registro en una nave industrial cuyo aroma no dejaba nada a la imaginación. El operativo se produjo a eso de las 9 de la mañana y montó gran revuelo entre los vecinos. Según la investigación, la fábrica estaba siendo utilizada como secadero.

La operación Nage ha culminado con la detención de tres personas a las que se les atribuye la autoría de delitos de cultivo, elaboración y tráfico de drogas. Se sospecha que los arrestados contaban con un comprador en Suiza.