La Región cuenta con un nuevo proyecto que pronto verá la luz y que será pionero a nivel nacional: drones como herramienta para prevenir incendios forestales. Los drones serán los aliados para la preservación de los espacios naturales.

Así, Medio ambiente preparará a agentes forestales en el uso de drones que detecten las zonas más susceptibles de convertirse en pasto de las llamas. Esta tecnología permitirá captar imágenes a través de cámaras térmicas de zonas con riesgo de incendio.

Estos pequeños aparatos de dos kilos y medio podrán recorrer cerca de 4 kilómetros lineales, abarcar una zona de 30 hectáreas y sobrevolarla durante al menos 20 minutos.

Una tecnología que podría acabar con este problema porque, sólo el año pasado, la Región registró 120 incendios forestales.