El Centro de Coordinación de Emergencias ‘1-1-2′ ha atendido, hasta las 18.00 horas, un total de 566 llamadas referidas a 324 incidentes relacionados con el viento. El más grave, el incendio forestal declarado en la Sierra de Carrascoy.

Además, la circulación ferroviaria quedó interrumpida durante algo más de una hora entre Alhama de Murcia y Totana por la caída de una palmera a las vías del tren, la cual fue retirada por los bomberos del Consorcio de Extinción de Incendios y Salvamento de la Región de Murcia. Asimismo, la pared de una nave industrial abandonada en Alcantarilla se ha derrumbado sin provocar víctimas.

Los municipios más afectados son Murcia (93 incidentes) y Lorca (80). El municipio desde donde más llamadas se han recibido es Alhama de Murcia, por el citado incendio forestal, del cual se recibieron 174 llamadas.