Cerca del 2% de la población española no tiene acceso a oficinas bancarias. Con el actual ritmo de cierre se estima que en 2025 ese porcentaje aumente y que, además, sean cerca de tres millones los españoles que estén en riesgo de exclusión financiera por falta de efectivo. Hemos estado en una localidad de la Región que no dispone de banco.