En Yecla se han acumulado cerca de 150 litros por metro cuadrado. Allí el fuerte viento ha derribado parte del tendido eléctrico y deja varios árboles arrancados, muros destrozados y campos anegados. En el paraje de la Maneta, en Yecla, los vecinos han estado desde las cinco de la madrugada sin suministro eléctrico.