Partido muy amistoso y también muy disputado en el Cartagonova. El Cartagena plantó cara y no se amilanó ante un Barcelona que, aunque sin muchas de sus estrellas, convocadas por las selecciones, trajo a sus filiales dispuestos a demostrar lo que valen. Una hora aguantó el Efesé los embates culés sin venirse abajo y atacando las ocasiones que tuvo. El Barcelona, no obstante, hizo lo que mejor sabe hacer, tener el balón. Y con paciencia llegó el primero, de Carles Pérez, en el minuto 63. Marqués, en el 88, puso el 0-2 definitivo. El Cartagonova despidió a los suyos y a los azulgrana con una cariñosa ovación, muy merecida por esta iniciativa que recauda fondos para los afectados por el temporal de septiembre en la Región.