La salida del Reino Unido de la Unión Europea aumentará los trámites de las empresas exportadoras. La Cámara de Comercio estima, en sus previsiones más moderadas, que se duplicará el número de inspecciones fitosanitarias a las mercancías. Demandan más medios para realizar estas tareas.