Este vecino de Cartagena intenta que el agua no entre en casa. En su patio se acumulan dos palmos de granizo. La zona de Llano de Beal ha recibido lo peor de este episodio de tormentas. El granizo, del tamaño de pelotas de ping pong, también caía con fuerza en El Jimenado, en Torre Pacheco.

El granizo ha obligado a cortar un carril de la vía rápida de la Manga. En Los Alcázares, el sistema de alcantarillado se ha colapsado por los arrastres de arena. A esto hay que sumar el agua que traen las ramblas que atraviesan el municipio y desembocan en el Mar Menor.