Lo que se vio ayer sobre el terreno de juego del Cartagonova fue muy distinto a lo que pasó hace una semana. Los albinegros no salieron con la misma intensidad que frente al Castilla y la Ponfe sí lo hizo. El equipo de Bolo supo manejar los tiempos del partido, y manejarlos a la perfección. Tanto que el primer cuarto de hora fue de su equipo. Llegadas al área que eso sí, no encontraron portería.

La primera que tuvo el Cartagena sí que la encontró. Espectacular jugada de Santi Jara que encontró como compañero perfecto a Rubén Cruz. El delantero andaluz no falló y colocó el 1-0. Quizá demasiado premio. Y pudo ser más si Elady hubiera tenido más acierto en esta ocasión. Pero en la segunda, entre la lesión de Antonio López y la expulsión de Elady, se veía que iba a ser todavía más complicado.

La Ponfe que seguía a lo suyo, logró sacar oro de una falta a balón parado. El golazo lo firmó Ríos Reina. No hubo reacción albinegra y sí remate de los de Ponferrada con Yuri; el veterano jugador que salió desde el banquillo para poner el 1-2 y dejar la eliminatoria muy cuesta arriba para el Cartagena.