El Pleno del Congreso toma en consideración la reforma del Estatuto de autonomía de la Región de Murcia para poner fin a los aforamientos políticos. En la Asamblea Regional, el PP votó a favor, pero en esta ocasión se abstuvo en el Congreso. Es partidario de que se eliminen, pero no de que cada comunidad autónoma diga una cosa distinta.