Se confirma lo que se esperaba: el CSD da la razón al Tribunal de Arbitraje e inscribe las acciones del Real Murcia a nombre del empresario mexicano, Mauricio García de la Vega. De momento, el mexicano tiene la sartén por el mango.

El 84% de las acciones pertenecen a Mauricio García de la Vega. Lo ha dicho el Consejo Superior de Deportes, que las inscribirá a nombre del mexicano. Se abre así otro período más de incertidumbre, porque ahora esperamos respuesta por parte de la actual junta con Gálvez a la cabeza, que en sus últimas declaraciones públicas recordamos que estaba convencido de que el CSD no iba a inscribir a Mauricio como legítimo dueño.