Este domingo el UCAM ha vuelto a su peor versión. Los locales han aprovechado el bajón de los universitarios para poner contra las cuerdas a Casas con el gol de Ezeqiel Lamarca a 5 minutos del final. La tranquilidad ha llegado con el penalti transformado por Marc Fernández que ha rescatado un punto que puede que no sea suficiente para que Luis Casas siga en el banquillo.