El Cartagena se ha impuesto al Linense por un gol a cero, pero la victoria del Recre hace que no sea suficiente para acabar como primero de grupo. Aun así, no todo son malas noticias para los de Gustavo Munúa: el Melilla ha caído derrotado en casa frente al Ibiza, por lo que los albinegros estarán en el sorteo de mañana como segundos clasificado.

Un encuentro en el que Munúa dio descanso a los más habituales y en el que el Cartagena pisó el acelerador en la primera parte para adelantarse y meter presión a sus rivales. Algo que consiguió con el gol de Rubén Cruz. El utrerano remataba el centro de Óscar Ramírez y ponía por delante a su equipo. Ya en la segunda parte el equipo bajó la intensidad, dando lugar a alguna ocasión del Linense, que tuvo incluso ese remate al palo para hacer el empate.