Centenares de personas mayores llevan más de dos semanas sin ver a sus familiares, la epidemia de coronavirus no permite la entrada de visitas a las residencias donde están internos. Pero la tecnología les brinda la oportunidad que les ha quitado el coronavirus. Para la mayoría es la primera vez que hacen una vídeollamada. pero enseguida la han cogido el truco. El Gobierno regional está dotando de conexión WIFI y de tablets las residencias de personas mayores y con discapacidad que dependen del IMAS para que los usuarios se mantengan en contacto con sus familiares por videoconferencia.