La Comunidad exige el freno de vertidos al Mar Menor. El Consejo de gobierno lo anuncia como un paso previo a acudir a los tribunales por la vía contenciosa administrativa.