El día del Bando de la Huerta nos deja miles de estampas costumbristas pero también otras muy curiosas. Desde la indumentaria de algunos huertanos, pasando por el afán gastronómico que se pone en este día, hasta llegar a los cantos más solemnes con acordes de la Parranda.