Según los últimos datos de afiliación, ha caído en un 50 por ciento el número de personas que se han dado de alta como autónomos. Hasta abril del año pasado cerca de 1.900 personas se habían apuntado al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos y este año lo han hecho la mitad.

La crisis del pequeño comercio y las incertidumbres económicas y políticas a la espera de formación de Gobierno estarían detrás del fuerte frenazo que sufre el emprendimiento.