Era muy difícil pasar de ronda y así ha pasado. La lógica se ha impuesto en el Enrique Roca donde acaba el camino del Real Murcia en la Copa del Rey.

Se hizo notar y mucho la diferencia de categorías entre los granas y el Leganés que avisó nada más comenzar con este remate al palo. También tuvo sus ocasiones el conjunto de Adrián Hernández que pudo adelantarse en el minuto 12 tras una gran jugada de Peque que salvó Soriano.

Lo intentaba sin éxito el Real Murcia que dio la cara en la primera mitad. Pero todo se torció cuando Carrillo cazó un balón que quedaba muerto dentro del área grana que acababa en el fondo de las redes y que cambió el signo del partido. En la segunda mitad llegó el vendaval pepinero y no hubo quien tosiese al equipo de Javier Aguirre. Y eso que los granas comenzaron bien e incluso tuvieron varias oaciones para lograr el empate. Pero cuando mejor estaba el Real Murcia llegaron los problemas.

Avisó primero Carrillo con un disparo que salvaba Tanis Marcellán y era Braithwate, apenas un minuto después, el que no perdonaba y ponía el 0-2 para acabar con las esperanzas de los pimentoneros. El danés fue autor también del 0-3 que dejó el partido visto para sentencia y que hacía bajar los brazos a los granas. La ventaja pudo ser incluso mayor pero el disparo de Aitor en una gran jugada del lega se topó con el larguero.

A falta de 15 minutos, Carrillo marcaba el segundo en su cuenta particular para sentenciar el encuentro. Punto y final para los granas en la Copa del Rey y turno ya para centrarse en el partido de liga del próximo miércoles frente al Cádiz B.