Pese a no ganar, los pupilos de Adrián Hernández dejaron un buen sabor de boca en Pinatar Arena al empatar a cero con el Villarreal B. Y es que lo único que faltó ayer fue el gol. Los granas fueron dominadores de gran parte del encuentro y tuvieron las mejores ocasiones para llevarse la victoria. Con este partido se acaban las pruebas y lo serio comenzará dentro de siete días en Cádiz.