Seis meses después. El Real Murcia vuelve con victoria en su primer amistoso de la pretemporada frente al Orihuela. Silvente ponía en el 78 el único gol del partido en los Arcos. Adrián Hernández aprovechaba la pausa de hidratación del segundo tiempo para corregir a sus jugadores. Tras la charla, el equipo tardó poco menos de un minuto en marcar el único gol del partido obra de Silvente. Así que, esta vez la pizarra del técnico grana funcionó a la perfección.