El equipo grana dominó durante todo el partido, aunque sin goles, pero dejando un buen sabor de boca porque pelearon hasta el último minuto para conseguir el empate. El único gol del encuentro llegó a la media hora con un disparo desde los 30 metros de Curro,  que sorprendió al portero local.

En la segunda parte las ocasiones más claras fueron del equipo murciano, pero no pudieron empatar ante un Sevilla Atlético muy bien armado. Tras esta derrota, el equipo grana sigue con cuatro puntos de ventaja sobre el UCAM, aunque el Cádiz y el Sevilla se acercan de forma peligrosa.