Preocupación esta mañana en la reunión de la Mesa del Agua, que reúne a patronal, agricultores y regentes con el Ejecutivo regional. Uno de los mayores problemas es que el Trasvase Tajo-Segura entra en nivel 4, y eso significa que, a partir de ahora, no hay agua para enviar el Sureste.

Los regantes piden la apertura inmediata de los pozos de sequía porque ya se están perdiendo cosechas. El gobierno regional mantendrá la próxima semana una reunión en Madrid de la que no se piensa levantar de la mesa sin soluciones concretas.