El temporal de las últimas semanas hace mella en las playas del Mar Menor. El agua ha invadido parte de la arena, por lo que durante estos días se intensifican los trabajos que pondrán las playas a punto para las vacaciones. Aunque con cautela, porque el mal tiempo se mantiene, de momento.