El UCAM se enfrentará al Mallorca de Héctor Yuste en la siguiente ronda de la Copa del Rey, después de eliminar al Oviedo, en un partido loco que se fue a la prórroga, en el que hubo siete goles y que curiosamente, no dejó muy contento a Salmerón.

Se notaba esta mañana en El Mayayo en la cara de los jugadores, que se han quitado un peso de encima con la primera victoria de la temporada, aunque hay sido en la Copa. Después de esa charla amena con Salmerón, el equipo se ha puesto ya a preparar el siguiente compromiso, que será este domingo en La Condomina contra el Elche. Tienen poco más de 48 horas para recuperar fuerzas.