Ha empatado el UCAM en La Condomina contra un Córdoba que llegaba tocado en lo anímico pero no en lo deportivo.

El UCAM ha marcado uno de los goles más rápidos de la historia del club. Los universitarios han marcado a los 30 segundos de partido. José Marco Higón se coló en la defensa del Córdoba y batió a Becerra. El Córdoba no quería muchas celebraciones y seis minutos después Javi Flores lograba el gol del empate aprovechando una indecisión de la defensa del UCAM. En seis minutos se han visto todos los goles del partido. Lo demás han sido ocasiones claras.

Javi Flores no ha podido con los reflejos de Iricibar que le ha quitado el balón en el momento preciso, cuando la grada se preparaba para otro gol. Las dos primeras ocasiones de la segunda parte han llevado el sello de Mayoral. La primera con un disparo desde la frontal del área que se marcha alto y la segunda, solo delante de Becerra, manda el balón por encima del larguero de la portería del conjunto cordobés. Adán Gurdiel lo intentó a balón parado, pero el marcador no se movió y un punto para cada equipo.